Historia

Somos Pili Marqués y Juan José Baró, propietarios de Granja la Fondaña. Tenemos una empresa familiar y artesana de quesos tradicionales. El origen de nuestra empresa viene ya de nuestros antepasados al ser hijos y nietos de agricultores y ganaderos.
En 1981 Juanjo decidió quedarse a trabajar en la explotación familiar. Se inició con treinta y tres cabras dedicadas a la producción lechera que vendía a terceros. Pili se incorporó en 1986 al proyecto.
Poco a poco fuimos ampliando las instalaciones para poder tener cada vez mas cabras e ir aumentando nuestra producción.
En el año 1994 iniciamos la nueva andadura como queseros con la marca Quesos Benabarre lo que representó pasar del sector primario como ganaderos a la transformación de la materia prima en productos elaborados y comercializados listos para llegar hasta el consumidor final. A partir de este momento nos fuimos dando a conocer poco a poco en ferias y mercados, principalmente en Aragón y Catalunya, además de abrir nuestra propia tienda en la Granja.
Con los años hemos participado en ferias en otros puntos de la geografía (Catalunya y Euskadi). Y también en concursos gastronómicos como el Madrid Gourmet.
Actualmente la ganadería sobrepasa las 500 cabras y los quesos de Benabarre están presentes en tiendas especializadas y restaurantes.